Lencería para tu noche de bodas: cómo elegir

La noche de bodas es el broche de oro de un día planificado durante mucho tiempo y la coronación del “sí” que diste el altar. Durante la organización de tu casamiento, asegurate de tomarte un tiempo para decidir qué tipo de lencería quieres para esa noche mágica con la que comenzará tu matrimonio. La lencería es un accesorio primordial que te hará sentir sexy, única y cómoda. Aunque es una noche romántica no debes olvidar tu comodidad y libertad de movimiento. Será tu arma de seducción y, por ser un día irremplazable, debes escoger un conjunto con el que te veas y te sientas de maravilla, pero también que lo enloquezca a él.



Lencería para tu noche de bodas: cómo elegir

Lo ideal es elegir un diseño de lencería nupcial para lucir bajo el vestido de novia y otra reservada para la noche de bodas. De esta manera, puedes asegurarte de que la ropa interior que llevas bajo el vestido se adapte al diseño. Cuando luzcas tu ropa interior debes ser segura, positiva y llevar las prendas con mucha feminidad. Recuerda que siempre debes ponerle tu estilo a tu ropa y mucho más a la interior, pero también ten en cuenta lo que le gusta a él y trata de sorprenderlo.

Algunos consejos para cada tipo de prenda:

Corsetería

Los corsets y bodys hace que tu figura se vea más estilizada y marcan las curvas. Además acentúa las partes más sensuales del cuerpo femenino. Encajes y bordados refinados esculpirán el cuerpo de una novia lujosa pero sin excesos. Microfibras de alta calidad y finísimos tules sirven de base para la sutil aplicación de bordados y encajes con motivos florales. Al otro lado de la tendencia se encuentran los lisos, elegantes y funcionales.

Bombachas, bikinis y tangas

Intenta llevar algo distinto y desde ya olvídate de las que llegan hasta la cintura. Existe toda una gama de sugestión entre tejidos transparentes, encajes elaborados y tules decorativos para crear un efecto muy insinuante y tentador. Las tangas son el término medio entre el hilo y los clásicos. Sin duda te hacen ver muy femenina, sensible y casual.

Corpiño

Con relleno o sin relleno, con aros, con ballenas, sin tirantes, etc… también hay muchos para elegir. Los sujetadores de media copa logran que el busto se vea más atractivo y sensual. Los adornos como encajes y detalles brillantes son perfectos para la ocasión.

Medias

En dos piezas y hasta medio muslo. Elige unas medias en color marfil o blanco con costura atrás que estilizarán tus piernas. Compra dos pares para llevar unas de repuesto por si acaso se rompieran.

Liga

La tradicional liga no puede faltar. Normalmente las venden en pares; ponte una y la otra consérvala porque seguramente tus amigos te la quitarán en la boda.

Liguero

Perfecto para sujetar las medias. Elígelo a tono con el resto del conjunto.

Camisón

La sensualidad y tentación también se apodera de la ropa de dormir: baby dolls, camisones sutiles de raso o totalmente transparentes, con bordados o encaje en el corpiño, con la suavidad de la seda… solo tú decides hasta donde llega el juego de seducción.

Colores

El blanco sigue siendo el preferido por las novias, ya que resalta la pureza y feminidad. Pero si prefieres explorar otras opciones, el rosado aporta para el juego entre inocente y provocativa; lencería en colores fuertes como rojo, fucsia o violeta transmiten “pasión y seducción”. Los colores vivos y ácidos como azules, amarillos o verdes, te dan un aire más juvenil y si eres de tez morena resaltan mucho más tu color. El negro dará sofisticación y lujo a tu piel.







Puede Interesarte


Comenta este articulo