Anne Hathaway, la reina de la Alta Costura

A los 29 años, Anne Hathaway se convirtió en la maestra de ceremonias más jóven en la historia de los Oscars. Como era de esperarse de una diva fashionista, se dio el gusto de lucir no uno, sino ocho atuendos espectaculares, diseñados por las firmas más importantes del mundo de la moda. En esta nota repasamos cada uno de los looks de la presentadora en la gala de los premios Oscar 2011.

Anne se dio a conocer como una estrella adolescente de Disney gracias a las películas “Diario de una princesa” 1 y 2. Se graduó como actriz madura y se consagró como ícono del mundo fashion gracias al film “El diablo viste a la moda” y desde entonces no para de lucirse en las alfombras rojas. Después de ser co-anfitriona de los Oscar junto a James Franco, podemos afirmar que la princesita se ha convertido finalmente, y por mérito propio, en una verdadera reina de Hollywood.



Anne Hathaway, la reina de la Alta Costura


Su primer look fue al pasar por la Alfombra Roja antes de la ceremonia, y para esta primera impresión eligió un vestido rojo, una de las principales tendencias de la noche, de tafetán, strapless con escote palabra de honor de Valentino. Además se dio el gusto de arribar acompañada por el mismísimo diseñador.

Para su primera aparición sobre el escenario, ya durante la ceremonia propiamente dicha, apareció con un espectacular Givenchy Couture diseñado por Riccardo Tisci, de la colección Otoño-Invierno 2009, color crema con incrustaciones metálicas. Nuevamente el escote palabra de honor strapless.

La tercera opción fue la que más llamó la tención, ya que para su momento musical y humorístico lució un smoking de Lanvin, que luego fue rematado por su co-anfintrión entrando con un vestido fucsia. Sin embargo, el atuendo andrógino de Anne derrochaba glamour, ya que fue hecho a medida, muy femenino, y lo remató con unos infartantes stilletos.

Luego regresó al look sumamente femenino con un vestido muy elegante con escote de corazón diseñado por Vivienne Westwood, compuesto por un corsé con capas y encajes negros y una falda de princesa en tonos grises, acompañado por un collar de amatista.

Para su “pequeño momento personal”, como ella lo llamó, surgió con un Oscar de la Renta Otoño-Invierno 2011 en tono plata con flecos de pedrería plateados y dorados con estilo swing, con los que jugó moviéndose a ritmo de charleston. Se destaca de este modelo el escote asimétrico de un solo hombro.

El sexto fue un vestido de seda color vino de Atelier Versace con corpiño inspirado en el Art Deco en seda y chifón color granate.

Su penúltimo traje, y uno de los más aclamados, fue en satén de color azul metálico de escote barco y con mangas a medio hombro de Giorgio Armani Privé. Pendientes de tanzanita y diamantes, anillo de zafiro y brazalete de diamantes completaron el look.

Para finalizar la noche, un vestido de corte sirena con manga larga y cuello alto que se ajustaba a su silueta como un guante. Se trataba de un diseño Tom Ford de encaje gris humo y cristal. Las joyas de toda la noche fueron de Tiffany.








Puede Interesarte


Comenta este articulo