Trucos para que no te duelan los pies al usar tacones altos (II)

A las mujeres nos fascinan los tacones altos porque visten, estilizan y nos dan una apariencia mucho mas sensual y sofisticada. Pero, estas virtudes solo son posibles si caminamos bien con ellos, cosa que no sucede cuando los pies nos empiezan a doler, en ese caso caminamos cual pato en la granja.

En este post seguimos viendo unos cuantos trucos para que no te duelan los pies al usar tacones altos, no olvides chequear la primera parte del post para no perderte de nada: Trucos para que no te duelan los pies al usar tacones altos (I)



Trucos para que no te duelan los pies al usar tacones altos (II)

Comprar zapatos a la noche

Siempre conviene hacer las compras de calzado al final del día, cuando los pies están hinchados, de este modo se evita comprar un modelito que con el caminar lastime los pies cuando se inflaman por el mismo ajetreo del día.

Caminar como se debe

Los zapatos de tacón no son zapatillas, hay que caminarlos de forma distinta para lucir esbeltas y con gracia. La mejor manera es hacer de cuenta que se camina sobre la pasarela, con la espalda bien recta, usando las caderas y las piernas para ir hacia adelante.

Encintar los dedos de los pies

El encintar los dedos tercero y cuarto juntos (contando desde el dedo gordo del pie) ayudará con el dolor, esto se debe a que por allí pasa un nervio hay que contribuye a las molestias en los pies y cuando se inflama hace ver las estrellas. Obviamente este truco solo funciona con los zapatos cerrados.

Comprar zapatos con suela de cuero

Siempre es mejor preferir los zapatos que tienen suela de cuero, hablando en términos de comodidad. Esto se debe a que es necesaria la flexibilidad de la piel para permitir que los pies se muevan con mayor libertad.

Cabe destacar que hay que procurar que posean media suela de goma para evitar porrazos cuando llueve o si el piso está encerado.

Plantillas de gel de silicona

Cuando los zapatos quedan incómodos es muy útil emplear las plantillas de silicona, estas ayudan a sostener mejor el pie y evitar molestias al caminar.

Considerar tacos más anchos

Los tacones aguja son bellísimos, pero al igual que un postre de chocolate, no nos hace bien el exceso. Este tipo de calzado es mejor dejarlo para ocasiones especiales, y emplear tacones más anchos para el día a día.

Con ellos el peso se distribuye uniformemente, creando una menor presión sobre la parte delantera del pie, y por ende menos dolor.

 







Puede Interesarte


Comenta este articulo