Alexander McQueen Otoño Invierno 2011–2012: el ying y el yang

La firma del prematuramente desaparecido diseñador Alexander McQueen presentó la primera colección invernal sin su intervención en el diseño. Sarah Burton, su sucesora al mando del departamento creativo de la firma, cumple con la pesada carga de mantener vivo el ADN creativo del diseñador, que se cuela en cada modelo, aunque dándole su particular impronta femenina. Para esta colección Otoño Invierno 2011 2012, la casa ofrece un marcado juego de opuestos: la pureza de vestidos blancos níveos contra la profundidad de los total black, texturas efímeras como las plumas junto a tachas y correas de cuero. La flama McQueen continúa encendiendo el mundo de la moda.



Alexander McQueen Otoño Invierno 2011–2012: el ying y el yang

Estructurados, de diseños complejos, y recurriendo a texturas de carácter como las piedras, el pelo y las plumas, los vestidos de la última colección de la casa Alexander McQueen mezclan un particular romanticismo algo gótico con elementos posmodernos y hasta futuristas, logrando un efecto muy peculiar.

La paleta de colores, en cambio, es básica y neutra: blanco, negro y gris casi exclusivamente, con alguna excepcional intromisión del lavanda. La colección juega con detalles de plumas, pieles, correas de cuero e incluso tachas y cremalleras que adornaron cada diseño sobre las modelos de pieles pálidas que contrastaban con cada vestido. Increíbles conjuntos en los que se mezclan conceptos opuestos: belleza contra fealdad, pureza contra maldad, negro contra blanco…

Espectaculares vestidos de cola compuestos por volantes, unos correajes en negro que vienen a romper todo halo de romanticismo que el look podría tener, el infaltable brocado, y algunos vestidos malva para oxigenar a tanto negro. Sin embargo el color negro es la apuesta firme para la mayor parte de las creaciones, al igual que en la casa Chanel. Prendas como faldas y abrigos de pelo son otras de las tendencias de moda para esta firma.

Para los pies, cada pasada fue sobre enormes tacos con plataformas, seña características del calzado McQueen.

Recordamos que en febrero se cumplió un año de la muerte del diseñador inglés, quien sin embargo ya tenía prácticamente terminada su colección invernal, por lo que ésta es la primera creada totalmente por sus colaboradores, al mando de la diseñadora Sarah Burton. Sus creaciones evocan y buscan la inspiración clásica, al mismo tiempo que se exploran aspectos vanguardistas. El cuero ha sido otro de los grandes protagonistas.







Puede Interesarte


Comenta este articulo