Chanel Primavera Verano 2011-2012: de las profundidades del mar a la cima del mundo

Karl Lagerfeld ha logrado una colección que todos acuerdan que podría haber sido diseñada por la mismísima Cocó, o por lo menos hacerla asentir en completa aprobación. Tras las críticas recibidas por la oscuridad de su colección invernal, para el próximo verano 2012 retomó los fundamentos de la casa Chanel. De esta manera nació una colección Pret-à-Porter luminosa inspirada en el fondo del océano, pero no de una forma literal y obvia, sino incorporando elementos para lograr prendas orgánicas y looks elegantes.

Me inspire en el ligero movimiento de las algas marinas y en algunos peces que tienen formas muy modernas, como las rayas” dijo Karl Lagerfeld. Líneas limpias, colores claros, formas suaves y redondeadas con gran movilidad juegan con los volúmenes y la geometría en una colección de encanto.



Chanel Primavera Verano 2011-2012: de las profundidades del mar a la cima del mundo

Cabe destacar la mixtura entre materiales clásicos y novedosos. Así, el tradicional tweed, tules o charol se unen a texturas innovadoras como el polyester, las fibras de vidrio o el nylon, Los bordados con perlas y pailettes nacaradas son el hilo conductor. Estampados en tonos rosas y negros, bordados y aplicaciones de escamas son algunos de los rasgos distintivos.

La paleta de colores está protagonizada por el blanco en sus diferentes variantes, desde el nuclear hasta el perla o el crema, combinado con negro, crudos, tonos rosados, turquesa suave, verde agua y plateado.

Los vestidos son vaporosos y aún los de gala no son largos, sino a la rodilla. Igualmente las faldas son cortas, de caída recta pero evasé y con mucho vuelo gracias a la superposición de tules. Trajes de pantalón con la opción novedosa del short y el gran clásico de Chanel, la chaqueta de tweed que se reinventa y se presenta en diferentes variantes. El káiser también se dio tiempo para diseñar trajes de baño enterizos y bikinis.

El calzado es cómodo, con botines planos y sandalias gladiadoras para los looks más urbanos, para pasar al tacó alto a la hora de las galas. Los accesorios acompañan y refuerzan la temática marina, con brazaletes, cinturones y collares de perlas y bolsos en forma de concha.

En un enorme y espectacular escenario en el Grand Palais, el desfile como siempre se transformó en un evento imperdible en el marco de la Paris Fashion Week, con una escenografía blanca y radiante, la música en vivo de Florence Welch y un front row con destacadas estrellas de la talla de Uma Thurman, Alexa Chung, Clémence Poésy y Anna Wintour.







Puede Interesarte


Comenta este articulo