Chloé reinventa los años ’70 en su colección Otoño Invierno

Cuando se piensa en una colección inspirada en los 70’s, difícilmente podamos imaginar el glamour y el estilo súper femenino y romántico que sólo pudo haber salido de la mente de Hannah MacGibbon, diseñadora de la casa Chloé. Y es que en Paris Fashion Week presentó sus apuestas para la próxima temporada otoño – invierno dejando su huella muy personal incorporando elementos muy trendy con prendas básicas de la década hippie. En cada look podemos reconocer fácilmente las piezas setentosas: pantalones anchos, faldas amplias, zapatos de plataforma, ponchos, blusas de gasa, etc. Pero en cada una de ellas MacGibbon se ha esforzado en actualizarlas y hacerlas tan actuales y sofisticadas que ni siquiera se puede catalogar la colección dentro del estilo hippie chic.



Chloé reinventa los años ’70 en su colección Otoño Invierno

Numerosos rumores corrieron sobre la posibilidad de que Chloé no renueve el contrato de su diseñadora, e incluso muchos opinaron que todo dependería de cómo sea recibida esta colección, por lo que hubo mucho más en juego sobre la pasarela que de costumbre. Sin embargo, la colección se presentó armónica y suave, sin que se vea un intento deseperado por llamar la atención. Y es que Hannah MacGibbon siempre ha buscado prendas que siguen el día a día de una mujer urbana que busca comodidad y elegancia.

Si hubo una apuesta fuerte arriba de la pasarela, fue sobre el estampado de serpiente, gran protagonista del desfile, aplicado a todo tipo de prendas y accesorios, y no sólo en color natural, sino también teñido de vivos colores, entre los que se destaca el verde jade. La paleta de colores de la colección se apega a  los colores tierra, el mostaza, el verde y el burdeos, aunque se rompe dramáticamente con la irrupción de ponchos en patchworks multicolores.

Mención aparte merecen los pantalones holgados y de tiro alto, pero presentando la novedad de estar confeccionados en cuero, un material que llama la atención en este tipo de prendas y que increíblemente quedan muy sentadores al adquirir peso y volumen. Es el tipo de prendas que se espera ver en un desfile de modas: algo que queda tan bien que parece increíble que no se le haya ocurrido a alguien antes. Para elevar el desafío, se atreve a presentarlos incluso en dos colores.

En cuanto a las faldas, Chloé se suma a la tendencia más actual y alarga su longitud hasta la rodilla, manteniendo las líneas setenteras. Además del print de serpiente, se han podido ver las más clásicas de la firma, vaporosas, con volantes, especialmente en blanco. Coquetas blusas, jerseys y capas completan la colección, junto a los coloridos ponchos.

Los materiales utilizados son lana, tricot, gasa, denim, cuero y gamuza.







Puede Interesarte


Comenta este articulo