Curiosa colección Otoño Invierno 2011-2012 de Estrella Arch

Estrella Arch es la única diseñadora española que presentó su colección en Paris Fashion Week, y lo hizo nada menos que intercalando entre los desfiles de Kenzo y Givenchy. En el Instituto Cervantes de París, la diseñadora presentó su colección ‘Fantastic Uniqverse of Uniqforms’, que se caracteriza por los looks de líneas exóticas y andróginas. Graduada en el Saint Martins College of Art and Design de Londres, Arch es el nuevo gran descubrimiento parisino y, aunque muchos vean su obra con recelo, los expertos la señalan como un talento emergente que promete grandes avances para el mundo de la moda, especialmente por sus trabajos de investigación y experimentación.



Curiosa colección Otoño Invierno 2011-2012 de Estrella Arch

Estrella Arch es el seudónimo bajo el que se esconde la diseñadora catalana Esther Angulo, que a sus 37 años ha trabajado para  firmas de reconocido prestigio como Lacroix, Prada, Ricci y Cacharel, entre otras, y actualmente se desempeña en el departamento creativo de la firma francesa Emanuel Ungaro. Pero estos son sus trabajos diarios que le permiten experimentar con su propia marca sin preocuparse demasiado por las ventas.

El reto de la creadora ha sido desde siempre seguir fielmente las líneas naturales de la mujer, para que la usuaria de sus creaciones se sienta libre dentro de sus prendas, y que se sientan como una segunda piel. Y lo consigue, aunque el resultado sea un poco extraño a la vista. La investigación de los nuevos materiales y el desarrollo de nuevas tendencias en base a estos evolucionados tejidos le permiten ser original e innovadora sin dejar de ser “cool”, sensual y extremadamente femenina.

Inspirada en la libertad de movimientos armónicos y la sensualidad de la danza, juega con la transparencia y la opacidad dando lugar a las formas y la sensación de desnudez llega incluso al pie. Su búsqueda de la belleza evoluciona de lo complicado a la sencillez y austeridad.

Voiles y transparencias, ligeras y vaporosas muselinas son protagonistas de esta colección altamente vanguardista para mujeres naturales que reclaman el espacio entero con el fin de moverse con libertad sin renunciar a su sensualidad, aunque sus atuendos resulten poco funcionales para la temporada invernal.

Los juegos con las formas permiten que una misma pieza haga las veces de top, falda, pantys, ballerinas, sin que resulte fácil determinar dónde termina una prenda y comienza otra. Ayuda a este efecto los looks totales en un mismo color. Recurre al nude, camel y el rosado en casi toda su paleta: desde muy ligeros, casi blancos, hasta fucsias.

Hay que admitir que algunos de los atuendos presentados son más “usables” que otros, pero sí parecen ser súper cómodos. ¿Así vestiremos en el futuro?

 







Puede Interesarte


Comenta este articulo