Desfile de BCBG Max Azria en New York Fashion Week Otoño Invierno 2012/2013

Considerada la pasarela más cosmopolita y moderna, arrancó el jueves la Semana de la Moda de Nueva York, presentando las colecciones para la temporada invernal de 2012-2013.  Más de un centenar de creadores se darán cita en el Lincoln Center for the Perfoming Arts de esa ciudad. Entre ellos estarán las marcas más populares, los diseñadores más reconocidos y los emergentes que están empezando a dar que hablar al traer una brisa de aire fresco al mundo de la moda. Uno de los desfiles más esperados del primer día fue el de BCBG Max Azria, y acá te traemos las fotos, video, y todos los detalles de su colección Otoño-Invierno 2012/2013.



Desfile de BCBG Max Azria en New York Fashion Week Otoño Invierno 2012/2013

Inspirada en la abstractacíón geométrica de Bauhaus, esta colección desconcertó un poco sobre qué estación representa. La esposa de Max Azria y directora creativa de la firma, Lubov Azria, explica que se buscó “Una utilización para cualquiera de las estaciones, sin enmarcarlas en una estación concreta. Es una colección muy de transición”. Será por eso que las prendas, confeccionadas en materiales ligeros y con colores primaverales, conviven con abrigos de piel y detalles de cuero. Vemos que las formas tienen su inspiración en la ropa deportiva de la década de los 70, pero adaptada al característico estilo minimalista de la firma.

Formas, estampados y colores crean unos diseños de siluetas longilíneas, relajadas. Las formas geométricas crean blusas rectangulares, lánguidos pantalones de pierna ancha y largas faldas plisadas. Escotes con transparencias, falsas cinturas en color y plisados rectos son leit motiv de la colección. Vestidos vaporosos que borran la silueta femenina se combinan con grandes abrigos rígidos o chalecos con detalles de pelo teñido. Prendas ultraligeras que juegan al efecto parche a base de figuras rectangulares y rayas. Los vestidos cubren siempre hasta debajo de las rodillas y se destacan por los detalles plisados o cortes pronunciados que le agregan personalidad.

La paleta de color se destaca también por la combinación de tonos brillantes, muy de verano, con los tonos más apagados del otoño. Así tonos canela, neutros y terrosos , así como los clásicos negro y azul marino se combinan descaradamente con tonos de neón como el amarillo, rojo y, principalmente, el naranja que de alguna forma sirve de argamasa, ya que se presenta en color mandarina brillante o en un tono quemado, en chaquetas de cuero.

En cuanto a los materiales, las inserciones de pelo y cuero contrastan con los tejidos ligeros como seda, organza, gasa y crepé de china. La sastrería es muy relajada, con pantalones de confección masculina, cortes holgados, y sin embargo femeninos. Blusas con transparencias verticales que permiten espiar en los escotes V, plisados​​, mangas con capa, cuellos de ojo de cerradura, la fluidez de sus líneas, lo etéreo de los materiales, son los detalles que aportan encanto y feminidad.







Puede Interesarte


Comenta este articulo