Lo mejor de la moda porteña en Buenos Aires Runway: Laura Valenzuela

El toque romántico llegó a Buenos Aires Runway con la colección Collage de Laura Valenzuela. Entre muebles antiguos y diseños que incluyen bordados, cadenas y cristales, el estilo vintage se une al punk para una colección de ensueños, con vestidos y outfits vanguardistas pero al mismo tiempo usables. Uno de los desfiles más ovacionados, en un clima de poesía y sensibilidad.

El reciclaje, el rescate de lo antiguo, el vintage intervenido y el coleccionismo, fueron los disparadores de la “Colección Collage” de Laura Valenzuela, que además fue la única de Buenos Aires Runway que presentó moda infantil. Vestidos trabajados con el sello característico de esta autora, leggins, transparencias que dan volúmenes, siempre respetando el código de color en cobre añejo generaron una colección sofisticada. Los colores pasteles y el bordó fueron los elegidos para su presentación, junto a los dorados gastados y los contrastes de seda y metal.



Lo mejor de la moda porteña en Buenos Aires Runway: Laura Valenzuela

Fue también el desfile de más producción, que la diseñadora adornó con muebles antiguos, candelabros, libros viejos y joyeros el escenario. En medio del desfile, adorables niñas como salidas de un cuento, y vestidas en el mismo estilo naif de la colección, se robaron el show y cautivaron al público asistente, que las apoyó con sus aplausos.

Autora de alta costura preciosista, Valenzuela cuenta sobre su colección: “El disparador fue una chica quizás de la nobleza, quizás no, quien se perdió o se quedó encerrada en un castillo y recurrió a hacerse nuevos atuendos con sus ropas de lujo desgastadas. Si bien yo vivo de la realización de vestidos a medida, quise transmitir cierta ironía sobre el tradicional vestido para galas. La colección es experimental y hasta punk, abundan los dorados pero gastados, los contrastes de seda y de metal y en el proceso me permití bucear en mi archivo textil y también en las prendas más representativas de mis quinces años de labor en la moda”.

Los zapatos son de Sofí Martiré y joyas y accesorios de Celedonio, Raul Trujillo y Laura Noetinger. El maquillaje de L’Oreal y peinados con un recogido texturado, con volumen prominente y pelos que cruzan la frente y se entrelazan con los tocados entalcados, completan el look.

Las modelos lucieron vestidos en ricos terciopelos o brocatos dorados, ceñidos a la cintura alta con fajas. Las polleras llevaron intrincados diseños con cortes láser, y las sedas y transparencias se adornaron con románticos estampados. Tampoco quedaron afuera sus característicos pantalones pitillos con los que supo destacarse en New York Fashion Week.

Laura Valenzuela se graduó de la Universidad de Buenos Aires, ganó diversos certámenes de moda pero fue el patrocinado por la firma Evian”- 1998-, el pasaporte para viajar a París y participar del “Concurso Internacional de Jóvenes Creadores de moda”. En 1999 volvió a la capital francesa para exhibir su colección en el Carrusel del Louvre. En la actualidad tiene un showroom en el elegante “Museo Metropolitano”.







Puede Interesarte


Comenta este articulo