Nuevas direcciones de la moda: Saint Laurent

En un año muy particular dentro del mundo de la moda, las mayores casas de moda tuvieron que superar la salida de sus directores creativos. Ése fue el caso de Yves Saint Laurent, ahora rebautizado como Saint Laurent París, cuyo nuevo director creativo, Hedi Slimane, debutó en la última semana de la moda parisina ¿Qué deparará el futuro para esta maison?

En febrero de este año, la casa anunció la desvinculación de su director creativo desde 2005, Stefano Pilati, nombre que incluso se barajaba como posible nuevo director de Christian Dior. Al anunciar a Hedi Slimane como nuevo director, la casa volvía a tener un francés a la cabeza por primera vez desde el propio Yves. Sin embargo, se decidió quitar el primer nombre de la marca y transformarla en Saint Laurent Paris, lo cual también afecta al ya clásico logo con las iniciales. Este detalle, y el hecho de que Slimane decidiera manejar la empresa desde Los Ángeles y no desde París, generaron muchos recelos, especialmente entre los franceses.



Nuevas direcciones de la moda: Saint Laurent

Sin embargo, Slimane, a sus 44 años, no es un nombre nuevo, si bien estuvo alejado del diseño durante los últimos cinco años. Además de haber colaborado con muchos de los mejores diseñadores mundiales, Slimane es especialmente reconocido por su labor en la división masculina de Christian Dior, entre 2000 y 2007. Con su estética “Slim”, es decir de trajes bien entallados y pantalones pitillos, revolucionó la moda masculina y es por ello que se lo registra como el impulsor de la estética de la década.

Estos antecedentes, y la importante línea sucesoria de Saint Laurent, sin dudas generaron muchas expectativas, engrosadas ante el hermetismo de su trabajo: se decidió no mostrar ninguna de sus prendas hasta el desfile en la Semana de la Moda de París, que cerró en octubre último.

La primera colección femenina y Ready to Wear del nuevo director estuvo imbuida en el espíritu de los 70´s, con guiños tanto a la estética rockera como del Far West. Vestidos de gasa con pailletes, plumas y encajes chaquetas de gamuza con flecos, capas, ponchos, y hasta  un extravagante abrigo de piel se combinaron con chaquetas de esmoquin y pantalones Slim, o chaquetas de lentejuelas para la noche. Los sombreros de ala ancha fueron el complemento de cada look.

Ante esta colección, la recepción de la crítica especializada fue dispar, aunque algunos la alabaron otros la denostaron completamente, pero lo cierto es que la mayoría la recibió con tibieza. No fue ni lo suficientemente hermosa ni lo suficientemente transgresora como para generar reacciones apasionadas. Aun así, dio lugar a un conflicto mediático entre el diseñador y Cathy Horyn, editora de moda de ‘The New York Times’. En su crítica, Horyn aseguró que “no hay nada nuevo que aprender aquí”. Vía Twitter, Slimane contratacó con insultos y hasta insinuó que Horyn sólo da buenas críticas a las marcas que publicitan en su medio.

Ahora, los dados están echados y sólo queda esperar para ver cómo se desarrolla el francés en su nuevo puesto, ya es sabido que no se puede juzgar a un diseñador por una sola campaña. Sin dudas, el momento decisivo será en la próxima semana de la moda parisina donde se presentarán las colecciones Haute Couture, el mayor desafío de cada diseñador, y que se llevará a cabo en enero de 2013.







Puede Interesarte


Comenta este articulo