París Fashion Week Primavera Verano 2013: lo mejor de lo mejor (Parte 1)

La fiesta de la moda internacional culmina, como cada temporada, en la Semana de la Moda de París, capital mundial de la moda desde hace siglos. Es por ello que los diseñadores más influyentes, destacados, vanguardistas y de trayectoria se dan cita en la Ciudad Luz para mostrar al mundo lo último en tendencias para temporadas venideras, en este caso, la primavera-verano de 2013. Te mostramos acá las propuestas de las marcas y diseñadores más esperados del mundo. En esta nota, Alexander McQueen, Lanvin, Givenchy y Elie Saab.



París Fashion Week Primavera Verano 2013: lo mejor de lo mejor (Parte 1)

 

Alexander McQueen

Una colección dulce como la miel, ya que Sarah Burton se inspiró en el universo de los apicultores, las abejas y su dulce néctar. Los panales invaden los tejidos, sombreros de apicultor que se convierten en coquetas pamelas con velo, y una paleta de colores miel o dulces pasteles. Todo ello con un toque antiguo que remite a la vieja campiña inglesa o la corte de María Antonieta. En cuanto a la forma, busca destacar las curvas femeninas, aludiendo al erotismo sin ser evidente. Chaquetas y faldas lápiz, pantalones al tobillo y zapatos con tacones. Para la noche, miriñaques, tules, crinolinas, corsés completan el encanto victoriano.

Lanvin

Alber Elbaz presenta una colección muy clásica dentro de su estilo, con diseños de corte recto, pero muy femeninos, sexis y elegantes. Una nueva reinterpretación del smoking, elegantes vestidos con drapeados en hombros, minivestidos asimétricos, escotes profundos y cortes muy rectos en colores oscuros. Quizás lo más novedoso fueron los bodies con recortes que dejaban al desnudo parte del abdomen o de los costados, combinados con faldas o pantalones. Aunque la paleta oscura fue la principal, especialmente negro y azul,  también hubo lugar para los colores joya: coral, turquesa, vino, fucsia y mostaza.

Givenchy

Para esta colección, Ricardo Tisci se inspiró en la época de mayor esplendor de Givenchy, los años ´60, aunque con su propio sello. Aunque la mayor parte de la colección está formada por looks blancos y negros, los looks en azul polvo fueron los que despertaron más suspiros, y también se destacan los nude. Tejidos clásicos como seda, satén, jacquard, tafetán y encajes. Trajes con chaquetas alargadas y tops en capas. Faldas lápiz con tops de organza. Pantalones emparejados con túnicas transparentes y flotantes, anclados a los hombros con clips de oro. Vestidos de cóctel con suaves volantes en los escotes y por los lados.

Elie Saab

El diseñador libanés fue el encargado de cerrar con broche de oro la última jornada de moda parisina, quien decidió ampliar su gama con atuendos para toda ocasión. Para el día, trajes con faldas de vuelo en tejidos vaporosos, pantalones largos ligeramente acampanados y hermosas chaquetas péplum y camisas de seda. Para el atardecer, vestidos de cóctel de curvas estrechas, pantalones y blusas en looks monocolores. Finalmente, los vestidos de noche, con encajes, transparencias y lentejuelas, largos hasta los pies. Aunque el color nude es su especialidad, hay una amplia gama de colores, desde azul cobalto, coral, verde jade, rojo hasta blanco y negro, pero también hubo piezas estampadas con flores y en color flúor.







Puede Interesarte


Comenta este articulo