Yves Saint Laurent, un innovador que se volvió un clásico en la moda

Yves Henri Donat Dave Mathieu Saint Laurent nació el 1º de agosto de 1936 en la colonia francesa Orán, en Argelia. Hijo de un vendedor de seguros que además administraba sus propias salas de cine, Yves demostró desde pequeño interés por el teatro en general, y su vestuario en particular.

Cuando tenía 14 años, Yves envío sus diseños a un concurso organizado por el Secretariado Internacional de la Lana, y obtuvo el tercer puesto. Al año siguiente resultó ganador del mismo concurso (superando incluso a Karl Lagerfeld) y el director en jefe de Vogue le presentó a Christian Dior, quien automáticamente decidió emplearlo.



Yves Saint Laurent, un innovador que se volvió un clásico en la moda

Tres años después, Christian Dior fallecía, no sin antes sorprender a todo el mundo eligiendo como su sucesor al joven Yves, de sólo 18 años.

Ives Saint Laurent presentó su primera colección en 1957, con mucho éxito. Tristemente, sus siguientes creaciones para Dior no tuvieron la misma suerte. En 1960, Yves es llamado para ingresar al servicio militar, y los malos tratos que recibe, más la noticia de que Dior no le guardó el puesto de trabajo, lo llevaron a una institución psiquiátrica, en donde recibió tratamientos de electroshocks. Dado de alta, demando a la casa Christian Dior por daños morales y con el dinero obtenido, abre la casa YSL.

Ya firmando con su propio nombre, Yves pudo crear las piezas legendarias que hoy conocemos: el smoking de mujer (o le smoking); los vestidos inspirados en las obras de Mondrian, Picasso y Braque; las chaquetas de safari para hombre; el atuendo beatnik; y la idea inédita hasta entonces de crear una colección completa prêt-à-porter -hoy en día condición obligatoria de todas las grandes casas de la moda.

En medio de escándalos y excesos, hacia el final de su vida, Yves se dedicó exclusivamente a la alta costura dejando el “listo para usar” a otros diseñadores. La firma YSL se ofreció en venta y la casa Gucci la adquirió en 1999. Yves siguió diseñando hasta 2002, cuando decidió retirarse decepcionado por la moda del momento, que a sus ojos resigna el arte en detrimento del lucro.

Seis años después, el diseñador sucumbió a un cáncer de cerebro que lo aquejaba hace tiempo, pasando a la historia como el primero que expuso su obra en un museo, el Metropolitan Museum de Nueva York. Como toda obra de arte relevante.

Por María del Mar







Puede Interesarte


Comenta este articulo