Blake Lively: la más joven diosa fashionista musa de Chanel

A sus 23 años, Blake Lively se ha convertido en un referente de la moda, ayudada por su personaje muy fashion en la serie Gossip Girl, pero además respaldada por un impecable gusto para vestir en su día a día. Seguidora de tendencias pero marcando también su estilo personal, la joven actriz es actualmente referencia en el mundo de la moda a la que siguen ya mujeres de todas las edades y no sólo adolescentes. Para coronar su status glamouroso, Chanel la ha seleccionado como su nueva musa, en una campaña en la que la dirigió el mismísimo káiser Karl Lagerfeld en persona. Acá analizamos el estilo de Blake Lively y te damos detalles para que puedas aprovechar su look.



Blake Lively: la más joven diosa fashionista musa de Chanel

Blake Lively es principalmente reconocida por su papel como Serena Van Der Woodsen en la famosa serie de televisión Gossip Girl, y muchos coinciden en que su look y el de su personaje son muy similares. Sin embargo, el estilo de Serena es mucho más preppy y aniñado, aunque no deja de ser sensual, mientras que Blake es un poco más relajada a la hora de vestir, buscando el detalle fashionista sin recargarse demasiado, y apostando por un estilo más maduro, y nunca desaprovecha una ocasión para exhibir sus larguísimas piernas.

Hecha esta diferencia, sin embargo, hay que aceptar que Blake suele recurrir a algunos detalles preppy, aunque no para adoptar un look completo, sino mezclarlas con otras prendas y poner su sello personal. Algunas de estas prendas que no faltan en la vestimenta casual de Blake Lively son los blazers o cardigans, las faldas tableadas, las medias tres cuartos, las boinas, etc.

Algo que caracteriza su estilo es que es sofisticado y elegante, pero a la vez relajado y hasta bastante sport. Sin dudas sus mayores aciertos son gracias a la combinación perfecta de elementos. Así, por ejemplo, puede optar por prendas muy sencillas, como un capri azul con camiseta blanca, pero con un blazer dorado le da el toque inesperado y lo convierte en  un otufit glamuroso. Además tiene el tino de no recargarse de accesorios: la chaqueta dorada ya es suficiente.

También puede optar por prendas de corte masculino, como un traje de pantalón y chaqueta, un blazer o incluso una camisa usada como cardigan. La mejor manera de darle un equilibrio es usándolos con piezas muy femeninas como un vestido rosado claro, mini shorts o camisetas ajustadas y transparentes.

Y como decíamos, la debilidad de Blake son las prendas cortas: tanto para outfits casuales como para vestidos de fiesta, casi siempre optará por los súper cortos. Shorts, vestidos minis, overoles cortos, minifaldas… y si el clima no se lo permite, irá por los leggins o jeans bien entallados. Para un look de fiesta, elije entre las casas más destacadas, como Chanel, Marchesa, Michael Kors, pero entre sus modelos se inclina por… sí, los vestidos cortos. Suele ir  atrevida y muy sensual, pero siempre destaca por su elegancia.







Puede Interesarte


Comenta este articulo