El look de Jennifer López: diva a toda hora

Una verdadera diva es alguien que, además de talento singular, demuestra características dignas de ser recordadas para siempre. Las grandes divas son aquellas mujeres que han ido más allá de su rol en la sociedad, logrando atraer la mirada no sólo del sexo opuesto, sino también ganándose la admiración de las de su propio género. Ese halo de elegancia y glamour es lo que rodea a Jennifer López, convirtiéndola en una verdadera diva del Siglo XXI. Acá analizamos sus estilos, sus prendas básicas y aquellos detalles que la hacen única.

Orgullosa de su herencia latina, Jennifer no duda en resaltar sus curvas pronunciadas y se maquilla de acuerdo al tono de su piel. Pero al mismo tiempo, es una típica neoyorkina que, al mejor estilo Sex and the City, gusta de pasearse y derrochar estilo por la Quinta Avenida tanto como sobre la alfombra roja. Elegida por varias revistas como la mujer mejor vestida de Hollywood, su estilo chic, elegante y único refleja el glamour, sensualidad y seguridad que la caracterizan.



El look de Jennifer López: diva a toda hora

Para looks casuales y cómodos, J. Lo adora los jeans en todas sus formas y manifestaciones. Con skinny jeans aprovecha sus tacones para resaltar sus piernas. Los pitillos suele combinarlos en días soleados con blusas bordadas de estilo bien latino. Tampoco descarta los vaqueros anchos, de pata de elefante o estilo palazzo, que combina por ejemplo con una camisa en animal print.

Para eventos menos glamorosos o salidas con su marido Marc Anthony prefiere vestidos con transparencias, overoles y shorts para mostrar las piernas, o minivestidos originales y estilosos. Sin embargo, también puede apostar por la sencillez y un Little Black Dress siempre está a mano para resolver cualquier situación. Otra opción son los vestidos amplios y de telas etéreas, con estampados geométricos o coloridos.

En los eventos más formales, la actriz y cantante capta todas las miradas aprovechando su carisma, belleza y reflejando comodidad y sensualidad con los atuendos que escoge para cada ocasión. Cuando decide llevar escotes, los prefiere en ‘V’, sutiles pero muy sensuales, aunque por lo general se inclina por modelos menos reveladores en la delantera para acentuar la espalda muy baja. Le gusta explotar sus curvas y resalta su piel con tonos claros. También le apuesta a trajes elegantes en escote strapples y falda larga y amplia. Cuando la ocasión lo amerita, no duda en cargar una cola o llevar vestidos con pedrería. Con frecuencia recurre a vestidos plateados que la ayudan a destacar aún más su brillo natural.

En cuanto a calzado, como típica neoyorkina muere por los zapatos de diseñadores y usualmente está encaramada en taconazos. Sus colores preferidos: dorado, plateado y blanco. Le encanta poner atención en los detalles y accesorios: Adora los aros dorados y los usa con frecuencia. También los anillos de grandes proporciones con visos dorados y plateados. También le encantan las gafas en tamaño maxi con marcos amplios y lentes semioscuros.







Puede Interesarte


Comenta este articulo