BAFWEEK Primavera Verano 2011: “Micótica” por Cora Groppo

Inspirada en la morfología de los hongos, Cora Groppo presentó en Buenos Aires Fashion Week su colección Primavera Verano, denominada “Micótica”, la misma que presentará en unos meses en New York Fashion Week. Ropa pensada desde lo circular, en colores neutros, con formas orgánicas, capas y superposición de texturas.

¿Porqué tomar a los hongos como fuente de inspiración? “En el hongo se genera un reciclaje de la piel, un cambio en su superficie como producto de una modificación en su estructura. Esto me conduce a continuar con una exploración textil para agregarle un valor a la prenda, que tiene que ver con lo sensitivo, esto es, la relación del usuario con la prenda.”, explica la diseñadora.



BAFWEEK Primavera Verano 2011: “Micótica” por Cora Groppo

Las texturas responden a cuidadosas combinaciones entre materiales que pertenecen a diversos mundos, como el voile y el cuero, el satén y el punto, el tejido y el plano. Y, por otro lado, en la superficie hay brillos, opacidades y transparencias. Se destacó la pasarela doble para ver bien de todos lados la colección. La diseñadora creó una coreografía con deliciosa música de The XX, y las modelos recorrieron una pasarela más larga.

En cada una de las prendas diseñadas hay sutilezas que componen una colección liviana, transparente y ligera, que responden a la fragilidad de la piel del hongo, y a su vez a una silueta más amplia y flexible. Se trata de la posibilidad de que coexistan distintos materiales, cada uno de ellos con una composición y una estructura diferente, con el desafío de lograr esta coexistencia dentro de la misma prenda y dentro de toda la colección que está hilada bajo el mismo concepto. Cuellos fruncidos, mangas abuchonadas, todo cortos y con ruedos irregulares, y cierres estratégicamente dispuestos para seguir la línea y descontracturar.

La estructura morfológica del hongo se transporta a la colección con un estudio de lo redondo, lo circular, a partir de recursos como pliegues y el recorrido sobre el cuerpo, respetando las formas naturales de este y acompañándolas con el textil. Múltiples escalas y capas de los vestidos y los outfits de pantalones (en versiones leggins o amplios), remeras y cardigans de verano.

La paleta navega en toda la gama de los marrones: del nude al chocolate. Los tonos van del blanco al negro pasando por los grises, piedras y camel en estampados innovadores y con las clásicas exploraciones de texturas que caracterizan a la marca. El tono novedoso fue el morado claro y el veraniego cuero color cemento.







Puede Interesarte


Comenta este articulo