New York Fashion Week Día 04: Victoria Beckham, Derek Lam, Diane von Furstenberg, Custo Barcelona, Tommy Hilfiger

En el día que se cumplían 10 años  del atentado a las torres gemelas, los más destacados diseñadores americanos y de todo el mundo presentaron sus respectivas colecciones para la temporada Primavera – Verano 2011 – 2012 en la cuarta jornada de la Semada de la Moda de Nueva York. El juego entre lo masculino y lo femenino es una de las tendencias a destacar que se repite en muchas colecciones, aunque sin llegar a los extremos de la androginia como en años anteriores.  La onda retro de los años 60 y 70 también viene pegando fuerte, junto a lo más vanguardista.

Victoria Beckham

La es Spice Girl se inspiró en el cómic indie Emily the Strange para crear su colección primaveral para el 2012, donde las combinaciones inesperadas son la base. Una colección muy femenina con alguna reminiscencia del estilo militar, donde se pueden ver cómo se complementan materiales pesados como el cuero con los más ligeros como el algodón.



New York Fashion Week Día 04: Victoria Beckham, Derek Lam, Diane von Furstenberg, Custo Barcelona, Tommy Hilfiger

La paleta de colores sobre la que se trabajó pone el énfasis en los neutros: blanco, negro y nude, pero también combinados con colores más prendidos como el rojo, naranja vitamina, lavanda o rosa chicle, con matices metálicos. Para la noche, el azul es el preferido. Los accesorios que acompañan su colección se centran en botines en tonos claros y maxi bolsos con asas y bandolera.

Derek Lam

Inspirado en el estilo deportivo californiano de los años 60 y 70, Derek Lam presentó una colección de verano alegre y sofisticada, donde celebra las formas femeninas. Los estampados en mosaico se combinan entre sí o se complementan con los lisos en una gama de tonos degradados o sólidos. Juega con materiales como el cuero en usos insospechados, como en camisas sin manga. Las prendas tejidas también se llevan buena parte del protagonismo. Batas blancas de lino, faldas de lápiz con patrones en patchwork, blazers en cuero marrón, dan el toque “chic” a la temporada. Pantalones de seda azul marino con puños blancos se convierten en una alternativa más elegante a los jeans. Para la noche,  vestidos negros o coral, en seda u organza, pura sofisticación.

Diane von Furstenberg

La colección veraniega de Diane von Furstenberg estaba inspirada en África, con una fuerte influencia de los años 60. Comenzó con looks en total white con materiales ligeros, para luego ir dando lugar a tonos pasteles con detalles en colores brillantes como el marrón, turquesa y morado y los característicos prints de la diseñadora, con dibujos multicolores de flores y hojas.

Una colección con rasgos masculinos pero que sirven como contraste para resaltar la femineidad. Con una gran variedad de escotes, desde profundos hasta cerrados, se vieron vestidos cortos y largos, acampanados o globo, pantalones, blazers, blusas y bermudas.

Custo Barcelona

La novedosa colección del catalán se llama “Tripolar” y está dividida en tres grupos:

  • Dual: estética casual tanto para el hombre como para la mujer en la que predominan los tonos beiges, crudos y grises en materias primas naturales como el lino, algodón y seda y tejidos sintéticos como el nylon, acetato y metal-lúrex.
  • Kaleidoscopio: Formada por piezas de gran trabajo artesanal, partiendo de micropiezas con la idea de crear un universo geométrico inspirado en el caleidoscopio. Vestidos cortos, shorts, tops y pantalones en colores como  coral, turquesa, verde ácido, beige, tostado y ocre. Los vestidos tienen estratégicas aberturas en forma de rombo que los hacen muy sexy.
  • Mírame: Colección de vestidos largos y cortos, shorts, chaquetas y pantalones con un tejido en tres dimensiones, que se venderán acompañadas de gafas 3D. El efecto se logra sobre un tejido de seda y lino combinado con nylon, acetato y aplicaciones manuales en una explosión de color: morados, turquesas, rosa, naranja y gris combinados con texturas brillantes.

 

Tommy Hilfiger

“Pop Prep” es el nombre de la colección veraniega de Tommy Hilfiger para el 2012, inspirándose, obviamente, en el estilo preppy y la estética Pop Art. La colección mostró siluetas de los años 60 y 70, actualizadas con colores llamativos. El diseñador Peter Som tomó la clásica chaqueta americana de Hilfiger, y la convirtió en ropa femenina sport pero lo suficientemente sofisticada para llevar a una mujer de la oficina a una cena. Pero principalmente la colección se aboca a tomar los básicos del estilo preppy y darles un nuevo giro, como sweateres de punto grueso, camias de rugby convertidas en vestidos con franjas anchas de colores, pantalones chupines y mocasines con tacos de madera. Coloridas túnicas y trajes de baño completan la colección.







Puede Interesarte


Comenta este articulo