Glosario fashionista: look étnico

Lejanas y exóticas culturas son motivo de inspiración para este look, mayormente fresco y casual, aunque también dúctil para ocasiones más glamorosas. Básicamente consiste en incorporar elementos (materiales, estampados, prendas, accesorios) que representen a etnias particulares y adaptarlos a un estilo más urbano. Un amplio abanico de posibilidades se abre a la hora de incorporar elementos étnicos: desde los tejidos andinos hasta los flecos cherokees, desde turbantes palestinos hasta brazaletes africanos, cada continente tiene vistosos detalles para vestir con un toque original y exótico. En esta nota te contaremos más sobre el look étnico, las prendas que no te pueden faltar para conseguirlo y cómo combinarlas.



Glosario fashionista: look étnico

Siguiendo esta tendencia, los diseños se adornan con delicadas flores, ricos bordados, piedras de fantasía, encajes antiguos, que durante siglos han abanderado a muchas etnias de todo el mundo. Los más destacados diseñadores suelen agregar a sus diseños toques étnicos que hacen que las prendas se vean tan exóticas y hermosas. Según el lugar del mundo en el que te quieras inspirar, cada uno tiene sus básicos, que puedes adoptar en un total look (sólo apto para atuendos osados y que busquen llevarse toda la atención) o para incorporar pequeños o grandes detalles.

Tex-Mex: Faldas de vuelo, largas o cortas, mangas de farol, holanes, jorongos, blusas con hombros descubiertos, fajas, vistosos collares y aretes inspirados en las mujeres charras. Los colores más recurrentes son el blanco y detalles en rojo, amarillo, verde y azul.

Andino: Desde la cordillera llegan bordados artesanales, tejidos naturales y telas multicolor para elaborar vestidos, faldas, gorros, bufandas y cinturones. Las lanas más nobles como la de alpaca y el tejido aguayo son los protagonistas.

Gitana: De sus tradicionales trajes, algunos diseñadores retoman los holanes, estampados y lunares, dándoles a las blusas y faldas un toque de fantasía.

Persia: El color oro con todos sus destellos se instala fuertemente en el guardarropa, tiñendo vestidos, chaquetas, trajes de baño y un sinfín de accesorios.

Japón: El color y la fantasía de la cultura japonesa sobresalen en estampados florales con evocaciones orientales. La juventud e inocencia aparecen en diminutos estampados florales. Las mangas amplias, los calzados de plataforma y el cuello mao son algunos de los elementos tomados de esta etnia para la moda. Las telas ricas como la seda aportan feminidad y lujo. Los colores: negro, rosa, verde.

África: Otros grandes diseñadores de moda inundan sus colecciones con la magia del continente africano, con tonos arenas, verdes, amarillos y blancos, así como en espléndidos estampados.

Lejano Oeste: Los flecos, cintas, mocasines, chalecos, heredados de los nativos norteamericanos. Los colores tierra y materiales como la gamuza y el cuero son los favoritos.

A pesar del toque hippie y desenfadado que pueda tener la moda étnica, también puedes conseguir un look de lo más apropiados para una noche especial. Por ejemplo, los minivestidos en seda con diseños étnicos, son muy sensuales y pueden llevarse solos o con pitillos.

Dependiendo de tu grado de osadía en el pelo puedes optar por el peinado afro o bien melena suelta, con ligera ondulación. Las trenzas son otra buena elección. Para maquillarte, utiliza tonos tierra, camel, durazno, uva y arcilla, fijándote siempre en el tono natural de tu piel. A la hora de maquillarse, prácticamente que no se note.

Anillos, pulseras, collares, brazaletes o colgantes, fabricados con madera, piel, textiles, semillas, plumas y piedras, pueden ayudarnos a completar un “look” original, personalizado y único. Trata de optar siempre por accesorios artesanales, lo que les confiere exclusividad y naturalidad.







Puede Interesarte


Comenta este articulo