Look bloguera: una tendencia muy particular

En los últimos años los blogs amateurs dedicados a la moda se convirtieron en un verdadero fenómeno que recibe miles de visitas diarias y se ha comprobado que tienen un impacto cada vez mayor en las decisiones reales de la gente a la hora de comprar ropa. Es tal la magnitud de esta tendencia, que las blogueras más destacadas de cada país están recibiendo ofertas para trabajar en revistas de moda “formales”, son invitadas VIP en desfiles y lanzamientos y hasta tienen la oportunidad de diseñar sus propias líneas. Era sólo cuestión de tiempo hasta para que surgiera el “look bloguera”.



Look bloguera: una tendencia muy particular

Arman su propia producción fotográfica, eligen la ropa y son las modelos de sus fotos (algunas muestran la cara y otras no). Desde sus blogs desplazan la moda a la calle, proponen estilos y aconsejan a otras internautas. Son las blogueras, también conocidas como “fashion-blogger”, “street style blog”, “net- celebrities” o “ego- blogger”, y se están convirtiendo en las nuevas celebridades self- made. Su influencia es tal, que algunas modelos profesionales no quisieron quedarse atrás (ni que se lleven su protagonismo fashion) y ya abrieron sus propios blogs de moda. Algunas de ellas son Coco Rocha, Mayte de la Iglesia o la noruega Hanneli Mustaparta.

Algunas marcas aprovechan el fenómeno para ganarse al público joven incorporando a las blogueras en el diseño o selección de prendas. Otras, más osadas, han llegado a “inspirarse” en las fotos de los blogs rozando el plagio, lo que trajo problemas legales a las marcas españolas Zara y Pepe Jeans, cuando las blogueras encontraron sus caras impresas en remeras.

Ahora, se habla de un “look bloguera” inspirado en los outfits con que suelen mostrarse. Aunque hay una variedad como la moda misma, se conoce con este nombre al estilo entre desenfandado y fashion, cuidadosamente estudiado para que parezca que ha salido sin querer y que le ha llevado medio minuto decidir “qué me pongo”. Lucen impecables pero con atuendos casuales. Aunque pueden ser diferentes tipos de vestimentas, lo principal es conseguir un look bien urbano y distinguido, seleccionando con especial cuidado los accesorios.

Un accesorio inesperado, pero que ya se está convirtiendo en toda una tendencia gracias a estas blogueras, especialmente las europeas, es la bicicleta. En la gran mayoría de sus fotos, así como en el trajín de su vidas diaria, toda bloguera que se precie hace uso de una bicicleta vintage, que le permita movilizarse y al mismo tiempo lucir sus magníficos atuendos, y como símbolo de esa comunión entre estilo y practicidad que caracteriza a sus atuendos.







Puede Interesarte


Comenta este articulo