Vestidos de fiesta para Navidad y Año Nuevo: las tendencias 2011

Cuando menos nos damos cuenta, otro año se va y es hora de pensar en lo que nos pondremos para las fiestas decembrinas. No sólo Nochebuena y Noche Vieja son la oportunidad para lucir nuestras mejores galas, sino que en el último mes del año las fiestas y reuniones formales se multiplican. Acá te mostramos las tendencias actuales en vestidos de fiesta para que vayas definiendo cómo quieres despedir el 2011 y hacer las compras necesarias.

Aunque tradicionalmente las fiestas son ocasión de vestido largo, últimamente las costumbres se han relajado bastante y los vestidos cortos, de cócktail, permiten lucir estupenda y son más aprovechables para otras ocasiones, aunque por supuesto depende de la ocasión, ya que una cena o baile de gala exige sí o sí un vestido largo. Sea cual sea tu elección, te mostramos cuáles son las tendencias que rigen este año.



Vestidos de fiesta para Navidad y Año Nuevo: las tendencias 2011

En cuanto a colores, el negro y el rojo son ideales para las fiestas, ya sea en total look o combinados entre sí. Detalles en dorado o plateado van perfectamente también con estos dos colores básicos. El blanco no suele mostrarse demasiado en las colecciones navideñas, pero este se debe a que en el hemisferio norte están en pleno invierno. Un bonito modelo blanco es perfectamente compatible con nuestras fiestas veraniegas, así como los colores arena, nude, beige y camel. Los rosados tienen esa mezcla justa entre inocente y sensual.

Por otro lado, los colores metálicos, y especialmente el dorado y el plateado pocas veces son tan acordes a la ocasión como en estas fiestas, y además este año están de última moda, así como tonos metalizados de rojo, azul, verde, fucsia, etc.

Otros colores de moda: morado, lila, lavanda y toda la gama de los violetas; Klein, celeste, turquesa y toda la gama de los azules; e igualmente la gama de los verdes, aunque prefiriendo los tonos oscuros como el jade o pasteles, antes que el verde manzana por ejemplo. Sin embargo, entre las más jovencitas y especialmente adolescentes, los colores ácidos están de última moda y no dejarán de apreciarse en estas fiestas.

Aunque lo más común para las fiestas es optar por géneros lisos, puedes dar la nota con algún estampado de buen gusto. Los motivos de la naturaleza, especialmente flores, siguen siendo los favoritos. Por otra parte, la onda retro que tanto está pegando en estos días trae propuestas muy chic y femeninas, como los lunares, el batik (o tie dye) y las estampas geométricas.

Otras tendencias muy vigentes están en los detalles como brillos, plumas, lazos, pedrería, lentejuelas o pailettes. Recordando siempre mantenerse dentro del buen gusto y sin exagerar, éstos son los detalles que realzan cualquier look y pueden convertir al modelo más anodino en la estrella de la noche.

Finalmente, las transparencias y los encajes son otra tendencia fuerte de este año y que van perfectamente para un look de fiesta. Nuevamente, no hay que exagerar para no parecer vulgar, y mucho menos si es para eventos laborales o sociales. Pero hay modelos preciosos con detalles de transparencias y/o encajes que resaltan la femineidad y elegancia.







Puede Interesarte


Comenta este articulo