Vestir amarillo, el color más difícil de llevar

Soleado, brillante, y llamativo. Sin duda, el color amarillo es muy hermoso, pero puede ser complicado de llevar.

Si eres una de las que ha renunciado a este tono en el pasado, puede ser momento de cambiar de opinión, independientemente de la temporada del año en el que te encuentres.



Vestir amarillo, el color más difícil de llevar

El color amarillo está apareciendo con más frecuencia en los looks de las celebridades, las que nos ofrecen mucho material que nos sirve de inspiración para incorporarlo en nuestros propios atuendos sin sentir que es demasiado llamativo.

Para transformar el odio en amor, la clave es dar con la tonalidad de amarillo que mejor funciona con tu tono de piel. La gama de amarillos es tan amplia que resulta imposible no dar con una variante que no funcione, las posibilidades son infinitas.

Para que puedas darte una mejor idea de cómo el color amarillo puede llegar a verse estupendo, he reunido unas cuantas fotos inspiradoras de looks impresionantes, veras como cambiarán tu perspectiva y este color se convertirá en uno de los más predominantes de tu guardarropas.

Un look casual para el día o la noche, dependiendo de los tacones y la transparencia de la blusa. Muy chic y sensual.

Combinación por demás de exitosa, una vuelta de tuerca al look Navy con la incorporación del amarillo. Fabuloso.

Un street style muy chic, el amarillo predominante es el de la chaqueta pero también esta presente en los zapatos y el collar, lo que da el broche de oro a todo el atuendo.

Las que no se animan al amarillo fuerte, puede optar por una chaqueta de amarillo suave sobre colores neutros. Muy chic.

Aquí vemos un claro ejemplo de la elección del tono de amarillo adecuado, es un amarillo mas cercano al mostaza pero sin llegar a serlo, que queda muy bonito con la piel oscura. Por otro lado, la combinación de texturas y estilos da vida a este look súper fashionista.







Puede Interesarte


Comenta este articulo