Logrando el estilo Pin-Up (II): maquillaje paso a paso

Como habremos visto en mujeres como Dita Von Teese, que explotan el look Pin-up como modo de vida, el aspecto final es muy parecido al de una muñeca de porcelana: piel muy blanca, pestañas postizas bien oscuras y labios rojos bien definidos.

Maquillaje pin-up paso a paso

Imitar este look es una tarea de precisión. Como primer paso, y como siempre que nos maquillamos, vamos a corregir imperfecciones con un corrector. Luego vamos a aplicarnos una base más clara de lo normal, pero no demasiado (el look es Pin-up, no vampiro). La idea es que la piel debe parecer pálida, suave y tersa. Si la piel brilla, podemos agregar polvo transparente o claro en la zona T.



Logrando el estilo Pin-Up (II): maquillaje paso a paso

Ahora vamos a los ojos: primero, con un pincel plano y grueso vamos a cubrir toda la superficie, desde la línea de pestañas hasta el comienzo de las cejas, con un color vainilla –unos dos o tres tonos más claro que nuestra piel. Luego, con el color tostado, vamos a sombrear el hueco del ojo, y con el iluminador la zona del hueso, debajo de la ceja. Ahora bien, es muy importante definir los rasgos en el maquillaje Pin-up, y a tal fin vamos a sombrear nuestras cejas con una sombra gris o marrón oscura y sirviéndonos de un pincel de ángulo, para poder marcar bien el arco. Para finalizar, con la sombra tostada vamos a marcar suavemente la línea de pestañas inferiores.

Sabemos que las pestañas postizas son infaltables en este look, pero lo ideal no es aplicarlas en toda la línea, sino desde el centro y hacia el lado externo del ojo. Es decir que primero aplicamos máscara en nuestras pestañas, cuidando de separarlas bien, y luego cortamos el aplique y lo pegamos en el costado externo. El toque final lo da el delineador, fino en el comienzo interno del ojo, y cada vez más grueso hacia el final. Debe extenderse varios milímetros luego del fin de ojo, con una curva dirigida al extremo de la ceja.

Ahora vamos a ponernos rubor. Va a ser de color rosa –ni bronce, ni tostado- y lo vamos a aplicar bien en el centro del pómulo, sin difuminar hacia los costados ni arriba. Debe destacarse la redondez de los rasgos, no así los ángulos. En los labios seguimos la misma premisa: con un delineador rojo (siempre rojo –carmín, bermellón, granate… ¡rojo!) marcamos el contorno redondeando las curvas, y luego rellenamos con el mismo tono. Podemos agregar brillo en el centro para dar un aspecto más jugoso.

¡Y ya estamos! Con un buen atuendo, como te mostramos en una nota anterior y un peinado adecuado, somos una perfecta chica Pin-Up.

Aquí podemos ver un tutorial alternativo en video:

Imagen vía Sedal.cl

Por María del Mar







Puede Interesarte


Comenta este articulo