Propuestas cómodas y urbanas para todo el día: otoño invierno

Verse bien y estar cómoda durante el día o la noche no es imposible, basta con saber combinar prendas básicas con algunas tendencias claves de la temporada. La moda de otoño invierno 2011 permite un sinnúmero de combinaciones para estar abrigada y cómoda sin perder ni un poco de estilo. Teniendo en cuenta estos sencillos consejos, puedes olvidarte de la eterna duda matutina de “qué me pongo” y afrontar tanto una jornada laboral como una cita.

Una blusa elegante y de calidad es la prenda perfecta para armar un look sofisticado. El invierno permite usar materiales muy nobles y confortables como seda, raso, etc. Una blusa de corte masculino o geométrico en colores satinados y brillantes queda súper chic tanto con pantalones de pana para la oficina como con una minifalda para una salida nocturna. O puedes optar por un look más romántico y buscar una blusa vaporosa, con transparencias o vuelos y combinar con una falta lápiz para trabajar o con jeans para salir de paseo. Las blusas permiten estar elegante en un lugar cerrado y combinan muy bien con chaquetas o blazers a la hora de salir a la calle.



Propuestas cómodas y urbanas para todo el día: otoño invierno

Y hablando de blazers, es el otro infaltable que podrás combinar de mil maneras. Se usa por la cadera, muy entallados, y van muy bien con leggings, con falda corta acampanada o recta, jeans, básicamente con todo. Los colores son: el negro como el gran clásico, el camel como estrella de la temporada, así como grises y azules marinos. Para las más audaces, en fucsia o rojo quedan espectaculares, pero es más difícil combinarlos.

El jean es el pantalón ideal para un look urbano y práctico, y si lo combinas con prendas más sofisticadas, no está condenado sólo a ocasiones informales. Este invierno se usa mucho los boyfriend, de tipo baggy, muy holgado, ideal para el uso diario. Acompañado con una camisa blanca en corte masculino, quedan perfectos. Por otro lado el revival de los años 70 nos trae de nuevo los jeans acampanados, que suman un plus de estilo. Combinan perfectamente con poleras o sweaters. Preferentemente en denim oscuro, con cinturón trenzado y zapatos de plataforma. Los favoritos de la nueva generación son los pitillos, que favorecen a las más delgadas y estilizan la silueta. Son excelentes con botas, lo que los hace perfectos para el invierno. Los de corte clásico sirven para cualquier ocasión, y se usan especialmente de color lavado.

Los leggins son otros protagonistas muy versátiles, ideales para acompañar con sweaters holgados y largos, bien abrigados, o con un minivestido o minifalda, permitiendo lucir las piernas sin pasar frío. Hay miles de opciones para elegir, desde súper ajustados de cuero, casi segunda piel, hasta los más gruesos frizados por dentro. Para la noche, los colores metálicos y el animal print arrasan. Este invierno permite toda gama de estampados y colores, pero como siempre, los lisos y neutros son más fácil de combinar.

 







Puede Interesarte


Comenta este articulo