El color blanco, clásico e imprescindible para el verano

No podemos negar que el blanco al igual que el negro son los colores más sentadores y elegantes de toda la paleta cromática. Ese color impoluto que tan bien queda cuando estamos bronceadas o tenemos la piel morena es además un clásico de la época estival por su frescura y buenas vibras, no por nada es el elegido para recibir el nuevo año.

Para este verano 2012 el color blanco se ha impuesto más que de costumbre para realzar el color dorado de la piel pero siempre acompañado por otros tonos que contrasten, los cuales se llevan en complementos y accesorios de todo tipo.



El color blanco, clásico e imprescindible para el verano

El color blanco es tendencia en este verano 2012

Las prendas inmaculadas blancas las puedes combinar con toques de oro, plata, marrón, bronce, negro o nude como así también con tonos más vibrantes como es el fucsia, el azul, rojo, verde o naranja. Por ejemplo un excelente outfit sería un bonito vestido blanco, bien fresco combinado con un collar con piedras en diferentes tonos de azul, zuecos azules y cartera en mismo tono o bien una falda blanca más una blusa del mismo color, cinto color marrón, sandalias del mismo tono al igual que toda la bisutería.

En caso de que no te sientas cómoda vistiéndote de blanco porque a pesar de ser un color hermoso tiene la desventaja de generalmente resultar muy revelador, puedes optar por llevar prendas que no sean demasiado ceñidas al cuerpo o bien totalmente sueltas, procurando que no sean transparentes. Otra opción es llevar el color blanco en complementos y accesorios, abrigos  y calzados, para así estar a la moda y a gusto contigo misma.

Algunos consejos…

  • Siempre busca que las prendas color blanco no sean transparentes, a no ser que se trate de ropas para la playa o para la tarde, ya si quieres un outfit para la noche no es aconsejable que la ropa revela más de lo debido porque puede resultar algo vulgar.
  •  En caso de que tengas algunos kilos de más y por esta razón pienses que debes privarte del color blanco, mi consejo es que lo intentes, que te pruebes diferentes modelos de ropa blanca pero que no sean ceñidas y siempre buscando los diseños que mejor se adapten a tu silueta.
  • Si no tienes la piel bronceada y eres bastante blanca puedes generar contraste con  un buen maquillaje, no exagerando el tono de piel sino destacando los labios o los ojos con colores impactantes.







Puede Interesarte


Comenta este articulo