El verano se cubre de denim: Claves para usarlo y combinarlo

Denim, jean, mezclilla, vaquero o tejano… sea como sea que se lo llame, es el material más popular, dúctil, imperecedero y combinable de la industria de indumentaria. A pesar de sus humildes inicios como ropa de trabajo, hoy se expandió a los armarios de todo el mundo e incluso se cuela en las colecciones de Alta Costura. Aunque nunca deja de usarse, el denim es el material estrella de este verano, donde lo veremos más que nunca en prendas y accesorios de todo tipo, y acompañando todos los looks veraniegos. Lo hemos visto mucho en las pasarelas, en las colecciones de Balmain, Stella MacCartney, Cavalli y Dolce & Gabbana, por ejemplo.



El verano se cubre de denim: Claves para usarlo y combinarlo

Se lleva el denim oscuro, los desgastados y los destroy, pero no sólo en pantalones vaqueros, sino también en camisas, chaquetas, monos, chalecos, etc. Asimismo los accesorios recurren a este material, adornando relojes, bolsos, carteras, zapatos, cinturones o sombreros.

Los pantalones son la prenda básica e infaltable. Cada temporada se presentan modelos tradicionales, pero también aquellos que se ponen de moda, que este año son pitillos, rectos o anchos. El modelo Boyfriend, ancho y de corte masculino, es ideal para el uso diario. Combinados con bailarinas o sandalias, se usan con el dobladillo enrollado. También vuelve el estilo de los 70, con los pantalones acampanados, también conocidos como Oxford o pata de elefante, especialmente de tiro bien alto, ideal para combinar con camisas o camisetas al cuerpo, zuecos o flatforms. Los pantalones rotos, tanto largos como shorts, vuelven a pisar fuerte esta temporada. En moda para hombre, los pantalones son a la cadera y algo más anchos que en temporadas anteriores.

Los shorts vaqueros son una de las prendas clave de esta primavera verano 2011. Para un look relajado y urbano, una caombinación ganadora es la de blazer con shorts de jean, una inteligente fusión de una prenda con estilo, con una juvenil, fresca y casual. Otra tendencia arrolladora que permanece esta temporada es la de las camisas de jean abiertas sobre remeras, tops o musculosas.

Las minifaldas en denim también se usan mucho y vienen en todos los estilos: plisadas, con volumen, de cintura alta, con abertura… especial para combinar con estampados florales. Los chalecos de jean copan las vidrieras. Combinado con un vestido floral de gasa para un look hippie, superpuesto a camisetas, remeras o musculosas para el día, con zapatillas y sombrero. Si se lo combina con sandalias altas y otros complementos se puede obtener un look muy glamoroso para la noche.

Teniendo las piezas claves, puedes combinarlas de muchas maneras para lograr diferentes estilos. El total look, que no se veía bien desde principios de los 90, vuelve con mucha fuerza, y promete mantenerse vigente hasta el año que viene por lo menos. Puedes combinar varias prendas vaqueras como, por ejemplo, pantalones y camisa. Recuerda combinar tonalidades distintas de jeans, los oscuros para las piernas y los claros para las camisas. Para ir al trabajo, por ejemplo, podemos combinar jean con blazers y zapatos de taco o sandalias. Para ir informal, shorts con sandalias tribales y camisa a cuadros. Para la noche, pantalones oxford con corset, transparencias o encajes, bolsos joya de mano y, tacos altos. Una combinación que toma mucho protagonismo últimamente es la del color rojo acompañando prendas de jean.

También para la playa, vemos trajes de baño enterizos, bikinis  y trikinis, así como accesorios playeros como un maxi bolso, sombreros y hasta parasoles.







Puede Interesarte


Comenta este articulo