Tendencias 2011-2012: Peinados con impronta oriental

Como estuvimos viendo en accesorios, ropa y zapatos, el estilo oriental se basa en la simpleza elegante. Siempre se destaca una prenda del atuendo –un cheongsam bordado, un vestido de corte kimono colorido- y el resto acompaña con sobriedad. Estamos hablando de culturas muy conservadoras y correctas, por lo que su aspecto exterior siempre está cuidado y prolijo.

El peinado no es la excepción. Un clásico oriental es el alisado perfecto: el cabello en caída recta partido al medio de la cabeza con una línea precisa. Pero además de este estilo tan serio, tenemos varias opciones que acompañarán muy bien un look inspirado en el Oriente.



Tendencias 2011-2012: Peinados con impronta oriental

El estilo maoísta, por ejemplo, es una cola de caballo atada en la nuca, con el cabello tirante y sin ningún mechón suelto. También se usa la cola de caballo alta, siempre que sea tirante y de caída lacia. Para introducir una variación, podemos hacer una trenza o torzada. Otro peinado para hacer si tenemos el pelo largo, son dos torzadas retorcidas en sí mismas hasta formar pequeños rodetes a cada lado de la cabeza, con el pelo dividido en el centro.

Si optamos por un estilo de pelo corto, también hay opciones. Podemos hacernos un corte de tipo casco: bien corto en la nuca pero con un frente largo (dando la sensación de que tenemos puesto un casco). Otro estilo muy original es el carré asimétrico, con un lado terminado en punta más largo que el otro. Otra forma de estilar el carré es haciéndonos ligeras ondas desde las orejas hacia el largo, dejando el flequillo lacio cayendo sobre los ojos. Otro corte, es una melenita redondeada, rodeando el rostro y con fin en la mandíbula. Se logra cortando en capas y manteniendo el pelo lacio para que no parezca un estilo sauvage.

Finalmente, hablando de peinados, no podemos dejar de lado el accesorio oriental por excelencia: los palillos o chopsticks. Podemos conseguir verdaderos palillos orientales o tomar, por ejemplo, un lápiz o cualquier objeto de forma parecida. Lo que hacemos con ellos es un rodete, torzando el pelo alrededor del palillo hasta que se siente firme, y luego introduciendo el palillo entre nuestro mismo pelo. Podemos servirnos de una bandita o simplemente confiar en que no se deslice.

Podremos entenderlo mejor con este video:

Imagenes vía hairstyle.sighvogue.com, personelhairstyle.blogspot.com.

Por María del Mar







Puede Interesarte


Comenta este articulo