Tendencias en lencería para el verano 2011 – 2012

Cada vez más, la ropa interior toma protagonismo y sigue las tendencias de moda de la ropa “exterior”. y es que, aunque no la andemos mostrando por la calle, la lencería es importante tanto para los momentos íntimos como para acompañar desde adentro nuestros atuendos asegurándose de que todo esté en su lugar. Las principales marcas de ropa tienen también su línea de ropa interior, además de las casas especializadas exclusivamente en ella, y ya sacaron a la venta los modelos para este cambio de temporada. Acá te contamos más sobre las tendencias que toman las prendas íntimas en esta primavera – verano 2011 – 2012.



Tendencias en lencería para el verano 2011 – 2012

Las formas vuelven a las morfologías clásicas, con un toque retro al igual que la vestimenta exterior. Así, los corpiños con cups armados y las bombachas con cortes que acompañan las curvas vuelven a estar en boga, por sobre el bandó y el hilo dental. Esta tendencia es especialmente favorecedora para las mujeres carnosas y curvilíneas, al mismo tiempo que ayuda a las más delgadas a aparentar más busto. Llevada al extremo, esta tendencia se convierte en estética pin up, incluyendo los calzones quadro (de tiro muy alto) de estilo años 50, con la ventaja de que ayuda a mantener un vientre plano. El corte bikini, los culottes y los corpiños strapless, imprescindibles para cierto tipo de indumentaria, también se muestran en los nuevos catálogos, al igual que versiones deportivas súper cómodas y relajadas a la vez que urbanas y juveniles.

Las transparencias, un elemento sexy especial para la lencería, toma aún mayor protagonismo esta temporada. Los juegos entre opaco y transparente o prendas completamente traslúcidas se imponen con fuerza. Los corpiños o culottes hechos totalmente de encaje se repiten en los diferentes catálogos. Las puntillas terminan de dar el toque entre sexy y romántico.

En cuanto a los colores, siguen los clásicos de la ropa interior: negro, blanco, rosado y rojo. A ellos se incorporan dos tonalidades glamorosas que se convierten en los nuevos must: los tonos grises y los nude. Más o menos brillosos, más o menos transparentes, son los colores con los que no fallarás esta temporada, con la ventaja de los últimos de no marcarse a través de la ropa. Sin embargo, la explosión de colores que trae el verano propone también otros colores divertidos que marcan tendencia: violetas, púrpuras, fucsias, turquesas y hasta amarillo cítrico reclaman una moda fresca y alegre. El estilo navy, clásico veraniego, vuelve con fuerza, con sus clásicas combinaciones de rojo, azul y blanco, mientras que también vuelven los tonos pasteles.

Las prendas en colores lisos o con apliques de encaje en el mismo color se llevan el protagonismo, pero lo comparten con estampados que van de las románticas flores o estampados liberty, hasta los más osados animal prints. Los cuadros, lunares y rayas finas horizontales también toman el mundo de la lencería.

Finalmente, recuerda la importancia de adquirir ropa interior del talle adecuado, ya que de lo contrario marca desfavorablemente el cuerpo. Ahora sí, estás lista para vestir a la moda tanto por dentro como por fuera.







Puede Interesarte


Comenta este articulo