El color blanco, clásico e imprescindible para el verano

No podemos negar que el blanco al igual que el negro son los colores más sentadores y elegantes de toda la paleta cromática. Ese color impoluto que tan bien queda cuando estamos bronceadas o tenemos la piel morena es además un clásico de la época estival por su frescura y buenas vibras, no por nada es el elegido para recibir el nuevo año.

Para este verano 2012 el color blanco se ha impuesto más que de costumbre para realzar el color dorado de la piel pero siempre acompañado por otros tonos que contrasten, los cuales se llevan en complementos y accesorios de todo tipo.