La moda de los monos: ¿Cómo adaptarla a tu estilo?

Los “monos”, también conocidos como “jumpsuits” u “overoles” son prendas que comprenden un top y un pantalón que en realidad son una sola pieza (de allí su nombre: mono = único). La variedad de modelos y estilos es casi infinita, y se usan tanto para el día a día como para ocasiones más formales. Este año están a la última moda, y es una prenda a tener en cuenta a la hora de salir de shopping. La ventaja es que puede resolverte un atuendo en un solo paso, crean un look cómodo y chic a la vez, y es muy versátil, ya que lo podemos usar durante todo el día, desde la mañana a la noche, con sólo cambiar los accesorios.

Aunque vino imponiéndose desde el año pasado, y quizás antes, este año el mono está considerado un nuevo must. Se encuentran en muchas versiones: extra largo y con patas de elefante (al estilo años 70), coloridos y tobilleros, floreados, marineros y súper cortos. En cuanto a su forma por la zona de arriba, los podrás encontrar de palabra de honor, asimétrico, cuello en V e incluso con cuello bebé; con tirantes finos o  gruesos, strapless, de mangas cortas o largas.



La moda de los monos: ¿Cómo adaptarla a tu estilo?

Diseñadores como Alberta Ferretti, Yves Saint Laurent, Chloé, Givenchy y John Galliano proponen maravillosos modelos. Sienna Miller, Rachel McAdams, Anne Hathaway y Penélope Cruz son algunas de las celebrities que se apuntan a estas prendas para toda ocasión, desde un paseo por la ciudad hasta en las alfombras rojas.

Si quieres estar a la última 100% atrévete a lucir un mono con estampados en animal print, de flores, geométrico o con lunares al estilo pin-up girl. También puedes unir tendencias y atreverte con monos en colores ácidos.

Para las más tímidas, seguramente les será más fácil incorporarse a ésta tendencia poco a poco. Lo mejor en este caso es optar por un mono en color liso, preferiblemente blanco, azul marino o cámel. Combinado con un chaleco tejido largo es una opción ganadora.

Aunque a primera vista pueda parecer lo contrario, es una prenda que estiliza muchísimo y no es exclusiva para figuras esculturales. Hay muchos tipos y modelos, por lo que se puede conseguir el que mejor quede a cada tipo de cuerpo. Si no estás cómoda mostrando tus piernas, te puedes inclinar por los modelos largos. Un modelo entallado al cuerpo sirve para remarcar una figura proporcionada, pero si no es tu caso tienes modelos con tejidos sueltos y pantalones harem. Si tienes los hombros estrechos puedes resaltarlos con un escote palabra de honor, y si tus caderas son más anchas que tu pecho, un modelo bicolor con la parte de arriba más clara compensará ópticamente tu figura.

De día, puedes llevarlo con sandalia plana o de plataforma y muy pocos accesorios, de rafia y madera. Para la noche, en cambio, apuesta por sandalias de tacón fino y joyería dorada.







Puede Interesarte


Comenta este articulo