Carolina Herrera y la saga Crepúsculo: el boom del vestido de novia de Bella Swan

El fenómeno de la Saga Crepúsculo abarca diversos ámbitos, y en estos momentos está revolucionando el mundo de la moda, particularmente el de los vestidos de novia. Y es que el vestido que vistió Kristen Stewart, o mejor dicho Bella Swan, para dar el sí quiero a Edward Cullen (Robert Pattinson) es ahora el modelo más solicitado. Claro que el diseño original de Carolina Herrera para la película aún no salió a la venta y está valuado en unos 35 mil dólares, pero las imitaciones ya se producen en masa y se agotan como agua en el desierto. Enterate acá más detalles sobre el vestido de novia de Bella Swan en la película Amanecer. Parte 1, su confección y cómo lo idearon la autora Stephenie Meyer y Carolina Herrera.



Carolina Herrera y la saga Crepúsculo: el boom del vestido de novia de Bella Swan

Varios diseños se presentatron a Stephenie Meyer, autora de los libros de Twilight, y ella fue quien tuvo la última palabra sobre cuál sería el atuendo que la protagonista de las películas de vampiros más famosas de los últimos años luciría en el día más importante de su vida. El modelo elegido, diseñado por la venezolana Carolina Herrera, ha causado muchos comentarios positivos que destacan su sencilla elegancia y belleza. Según lo expresado por Meyer:

“Carolina Herrera es mi diseñadora favorita, ella hizo el vestido de novia. Yo quería que el vestido fuera algo especial, y no algo que uno puede ver cualquier día. Me encantó lo que ella hizo con el diseño, nos presentó un concepto maravilloso. Es muy similar a lo que yo visualizaba pero con elementos adicionales”.

Por su parte, Carolina Herrera, que presentó 10 bocetos entre los cuales se seleccionó al ganador, explicó:

“Este vestido tenía que ser especial, es del pasado así que pensé que la inspiración vendría de los años veinte pero actualizada. Es un vestido de novia con líneas simples, pero con un detalle extravagante en la parte de atrás que, al mismo tiempo, es un poco tradicional porque está cubierta con botones. Está hecho en crepe satén, que es realmente seductor, pero va muy bien con su estilo. El crêpe satén ya no se utiliza en general, se usaba mucho en los años veinte, y es divertido porque lo usé para la boda de mi hija Patricia”.

El vestido en sí fue un misterio hasta el estreno del film, ya que incluso en los avances no se dejaba ver más que el velo. Una vez que salió a la luz, el material con el que trabajó fue el último secreto revelado: el mentado crêpe satén.

Otras características de este diseño es que fue adornado con 152 botones en la espalda y 17 en cada manga. Además del satén, se trabajó con encaje francés chantilly para el detalle en la espalda. La cauda es estilo capilla. Se ideó un modelo de mangas largas porque era el más popular a principios del Siglo XX, cuando nadie pensaría en un strapless. La misma Carolina Herrera confeccionó a mano la pieza, ayudada por cuatro modistas auxiliares, y le llevó unos seis meses de trabajo. Por supuesto, fue hecho a medida para Kristen Stewart. El tiempo de fabricación fue de aproximadamente 6 meses.

Para completar el look “romántico” de Bella Swan, un velo sostenido con un broche con pedrería y zafiros azules adornó el peinado, compuesto por dos trenzas peinadas hacia atrás unidas por el velo, con algunos mechones de cabello sobre la cara.

Carolina Herrera anunció que el vestido será parte de su colección de vestidos de novia próxima a presentarse y que en unos meses estará disponible para adquirirse en las tiendas CHNY. Sin embargo, la tienda Alfred Angelo ya lanzó a la venta una réplica del vestido al módico precio de 799 dólares. En la boutique tuvieron que poner guardias de seguridad para controlar el acceso, y las que quieran probarse la réplica del famoso vestido deberán comprobar que en realidad están en planes de boda, ya que cientos de chicas han acudido para probarse el vestido y fotografiarse con él.







Puede Interesarte


Comenta este articulo