Cómo usar zapatillas deportivas en el trabajo

Cuando se trata de ropa de trabajo, las zapatillas deportivas por lo general no vienen a la mente. Para un look laboral siempre pensamos en mocasines o zapatos de tacón, lógicamente en el tipo de calzado que habla de profesionalismo y madurez. Pero hay que ser realistas, muchas veces las mujeres no podemos con esto.

Cuando estamos sumamente agotadas para estar en zapatos de tacón o nos duelen mucho los pies, las zapatillas deportivas son una solución mágica y confortable. Lógicamente que no es nada fácil incorporarlas en el outfit de trabajo sin que nos veamos como vestidas con ropa de fin de semana, pero no es una tarea imposible.



Cómo usar zapatillas deportivas en el trabajo

Ante todo, el par de zapatillas de deporte tiene que ser monocromático y de texturas alternativas a la tela, como la gamuza o el cuero suave. Seguidamente hay que combinar este calzado con un pantalón que sea capaz de verse formal pero a la vez, lo suficientemente relajado como para no quedar discordante con las zapatillas.

El pantalón ideal es el jean negro, de corte cigarrette, porque es tan versátil que se combina perfectamente con cualquier tipo de calzado y estilo, pero también existen otras opciones.

En la parte superior una camisa básica con tela de buena caída, un jersey liviano o un blazer corto y joyas doradas le dan el toque final y convierten todo el equipo en un atuendo de trabajo perfecto.

El bolso no debe de combinar con las zapatillas, una pequeña cartera de mano negra mate o de charol con apliques dorados es ideal para completar el look.

Por último, no hay que olvidar el peinado y el maquillaje, una coleta de caballo bien prolija o un rodete alto con un maquillaje delicado, dan suficiente profesionalismo a la imagen.

 

 







Puede Interesarte


Comenta este articulo